Home » Blog » Aspectos energéticos, tecnológicos y ambientales del reciclaje de metales

Aspectos energéticos, tecnológicos y ambientales del reciclaje de metales

Aluminio Reciclaje de Metales

En la actualidad la sociedad global está tomando cada vez mayor conciencia sobre la importancia del desarrollo sostenible y de una economía circular. Sin embargo, el reciclaje de metales se ha venido realizando desde tiempos remotos por diversas razones como su valor y el bajo coste de los metales reciclados en comparación de los que se obtienen a partir de materias primas originales.

Los metales, a diferencia de otros materiales como el plástico, se pueden reciclar casi indefinidamente, sin perder sus propiedades iniciales. Es por esto que para lograr una economía circular, las empresas y los particulares deben responsabilizarse de sus residuos metálicos y asegurar que sean reciclados por un Gestor Autorizado como Grupo Braceli y, de esa forma, entren nuevamente en el ciclo económico, con un coste menor tanto para las empresas como para el medio ambiente.

El reciclaje de metales también ayuda a disminuir la huella de carbono de las empresas, ya que la energía requerida para la producción de metales a partir de chatarra es considerablemente menor a la que se necesita para obtener esos mismos metales a partir de la producción primaria. La razón principal para esto es que la fusión del metal requiere menos energía que la reducción a partir de los elementos presentes en las materias primas.

Por ejemplo, en el caso del aluminio, el reciclaje de los botes de bebidas ahorra el 95% de la energía utilizada para producir el aluminio primario.

También hay que tener en consideración el impacto ambiental de la producción de metales a través de las fuentes originales, ya que este proceso genera residuos como lodos y polvos, cuya incidencia es mucho menor al producir metales reciclados. Por ejemplo, para producir una tonelada de aluminio primario se generan 2,7 toneladas de residuos.

En contraste, fabricar una tonelada de aluminio a partir de botes reciclados significa:

  • Evitar la extracción de 5 toneladas de Bauxita, que es un mineral no renovable.
  • Ahorrar aproximadamente 4 a 6 toneladas de petróleo.
  • Ahorrar el 95% de la energía eléctrica.

Reciclaje de metales y beneficios a la economía

El reciclaje de metales es, además, una actividad que da movilidad a la economía gracias, entre otros factores, a la generación de puestos de trabajo, y en Grupo Braceli, estamos comprometidos con el desarrollo de España, la Comunidad Valenciana, y la Provincia de Alicante.

¿Cómo procesamos los metales?

El reciclaje de metales está compuesto por cuatro etapas fundamentales:

  • Recopilación o recolección:
    Este paso implica la responsabilidad de las empresas y ciudadanos que colaboren con la consecución de una economía circular mediante la entrega de los residuos metálicos a gestores autorizados como Grupo Braceli.
  • Procesamiento:
    Tras la recopilación, los residuos metálicos son procesados y clasificados según su composición.
  • Fragmentación:
    El siguiente paso dentro de este proceso consiste en triturar los metales clasificados previamente y luego compactarlos.
  • Distribución:
    La última etapa consiste en la venta a las industrias que puedan hacer uso de esos metales reciclados, como las fundiciones que se encargan de convertirlos en nuevas materias primas.

Para cumplir con tus obligaciones ambientales y colaborar con la economía circular en la provincia de Alicante o la Comunidad Valenciana, contáctanos y te asesoraremos.

servicios-gestion integral residuos
Si quieres saber más sobre la Gestión de Residuos y el cuidado del medioambiente, contacta con nosotros